miércoles, 27 de junio de 2007

El Soltero Empedernido

Pasan los años y uno se descubre un soltero empedernido. No importa si la responsabilidad es propia o ajena: hay que asumir la propia condición, y dejar de pensar como "estacionales" o "por el momento" condiciones que uno carga consigo desde hace mucho tiempo. La soltería es como una casa que uno piensa ocupar por poco tiempo, y entonces trata de no adornarla, no hacerla demasiado confortable, porque parte del objetivo es abandonarla. Pero llega un momento en el que descubrimos que estamos viviendo incómodos. Mejor reconocer, entonces, que vamos a seguir ahí, y tratar de pasar mejor nuestra estancia. Consideren este blog un equivalente de esa planta que compramos para darle alegría a la casa, pero que a la vez transfiere responsabilidad a quien la habita.

Esta es mi primera experiencia en blogs y noto que hay muchos, quizá demasiados. También que el propio mundo bloguero suele ocupar un espacio importante en ellos. Trataremos de no ser ombliguistas y ofrecer algo entretenido e interesante para cualquiera que quiera leer, sea soltero, soltera o curioso nomás.Por ahora, eso. A modo de definición: rondo los 40 años, vivo en Buenos Aires, soy soltero y me gusta serlo. Vivo solo, me estoy malacostumbrando... Pero la paso bien.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sois el único...

Anónimo dijo...

Creo que, con un pensamiento depresivo por culpa ajena, uno piensa en vivir no solo por experimentarlo, sino porque tambien no desea sufrir mas, cansado de dar uno de si mismo y de no recibir nada... y puedo decir que tal ves no este preparado para vivir solo desde ahora, pero hay que hacerlo aunque no queramos y quizas asi nos acostumbremos... sin esperar nada de nadie U.U

Francisco Selvas dijo...

Serias mi idolo, tengo 30, el 22 cumplo los 31, y la verdad me da ñañaras pensar que tengo que compartir mi vida con alguien, nada mas de pensar eso, me da flojera buscar a alguien, mejor me quedo aqui, soltero.