lunes, 2 de julio de 2007

Grageas de Satiricón

Antes que Humor, allá por los '70, Satiricón inauguró la costumbre de poner frases sueltas en todas las páginas de la revista: nada más que ellos las usaban como pie de página y en Humor como cabecera. En realidad, el primero que lo hizo parece haber sido Carlos Marcucci en la publicación Los Humoristas, de donde los Blotta sacaron la idea. Muchas de estas grageas de sabiduría fueron escritas por el tándem Guinzburg-Abrevaya. Transcribo algunas compiladas en el libro Ni yanquis ni marxistas... humoristas de Jorge Bernárdez y Diego Rottman (1997), donde se cuenta la historia de Satiricón:

-Dicen que la vida empieza a los cuarenta. ¿Empieza a qué?

-El que se acuesta con chicos corre el riesgo de cometer estupro

-A no desesperarse, ya vendrán tiempos peores

-Triángulo amoroso: Mafalda, Anteojito y Antifaz

-En este país el que no se deprime es porque es uruguayo

-Raúl de la Torre es el Enrique Carreras de la clase media con pretensiones

-Los brasileños son los yanquis del subdesarrollo

-Si usted cree que maneja bien, piense lo que cree Emerson Fittipaldi

-El apellido de soltero de Patoruzú es Goldstein

-¡Qué barbaridad! ¡Cómo me gusta la mujer del prójimo!

-En este país el que no corre se va arrastrando

-El opio es la televisión de los pueblos

-El ahorro es la base de la fortuna... de los bancos

-Todo verdor perecerá. Pobre

-Antes de dar el mal paso, las costureritas pinchan

-¿Alguna vez pensó que usted es un condenado a muerte que camina?

-No todos se casan por iglesia. Algunos se casan por idiotas

-Bienaventurados sean los pobres, porque de ellos será el tercer mundo

-El Estado es mi viejo (Luis XV)

-¡Qué lindo es ver a la gente cuando se cae en la calle!

-Los que dicen que Satiricón no vale nada se equivocan. Vale cinco pesos

No hay comentarios: