viernes, 31 de agosto de 2007

Naranjas sin hollejo

Soy de los que pelan los cítricos metódicamente, sacándole todo "lo blanco", lo que me hacía terminar último en cualquier reunión. Hasta que descubrí esta manera de pelar naranjas en forma rápida y prolija:

Hay que empezar siempre por el extremo por donde estaba unida al árbol, es decir donde está ese botón verdecito. Pelamos en espiral desde ahí, sin preocuparse por sacar todo, que quede bastante "blanco" pegado (así nos evitamos terminar con las manos pegoteadas de jugo por pelar de más). Entonces, y siempre partiendo de donde estaba el botón, raspar con el cuchillo en la parte superior y luego tirar hacia afuera y abajo; el hollejo irá saliendo limpiamente. Cualquier resto que quede en la superficie se saca tirando de la misma manera, siempre en dirección contraria al botón, como haciendo meridianos en un globo terráqueo... Lo que queda es puro jugo.

No hay comentarios: