martes, 31 de julio de 2007

Nueva ola de muertos

Los famosos son así, parecen morirse de a varios juntos. Ayer Bergman y Michel Serrault, hoy a la matina un tano que en su época fue capo di tutti capi: Michelangelo Antonioni, y acá se me pianta un lagrimón... Hace poco vi El eclipse en la edición de Criterion, imposible no pensar "qué clara que la tenía este tipo". Después le agarró la onda internacional y empezó a circular al borde del bodrio (y a veces se caía dentro), pero esos años italianos, fines de los '50, principios de los '60, ah señor... Las películas con Mónica Vitti, ese ratoncito sensible, adorable e histérico. Antonioni, como Bergman y Godard, sabía que para bancarse una película con pretensiones no hay nada como plantarle al espectador un minón, en lo posible joven y desconocida, para engatusarlo. En los últimos años había claudicado y directamente ponía modelos; ciertamente Inés Sastre hablando de filosofía en Más allá de las nubes era el ridículo en pleno. Pero en el libro de relatos Más allá de las nubes, editado por Mondadori y que no hace mucho se veía a 3 pesos por avenida Corrientes, se notaba que el tipo, postrado y todo, no había perdido la lucidez (de ahí salieron los episodios de esa película y el suyo en el colectivo Eros, otro semi-bodrio). En fin, Michelangelo, genio que entendiste a las minas como nadie, te saludo.

Y recomiendo algunas pelis para el que se quiera asomar:
De Bergman: Escenas de un matrimonio y su continuación Saraband, la intimidad de una pareja, los trapos sucios. Bergman tiene un costado metafísico que me embola, obviamente ahí también era un capo, pero me gusta más cuando se mete en las cosas del corazón.

Con Michel Serrault: una peli de los '90 de Claude Sautet llamada El placer de estar contigo (hoy las necrológicas la citan por su título original, "Nelly y monsieur Arnaud", pero se estrenó en Argentina con aquél). El viejo Serrault necesita una secretaria, se consigue a Emmanuelle Béart que se acaba de separar, todo muy educado, miraditas, no pasa nada pero pasa todo.

De Antonioni: no dejar de ver La aventura, La noche, El eclipse y El desierto rojo, su primera película en colores. Pelis engañosas, que parecen no tener final, en realidad terminan cuando llegan a un "punto de acumulación de significado" (no me acuerdo quién lo dijo pero me gusta la idea). Hay que verlas sin miedo, entregarse porque vale la pena: como en la vida, lo que importa no es la meta sino el camino. Tano hijo de puta, cómo te voy a extrañar.

viernes, 27 de julio de 2007

No seas preservativo

Esta página española de ayuda al consumidor, que ya había recomendado, hizo una comparación entre forros de distintas marcas con el habitual detalle que los caracteriza. Obviamente son forros españoles, pero la globalización hace que figuren un par de marcas que también se venden en la Argentina.

Lo que me recuerda, ¿no habían retirado de la venta los Prime, Tulipán y otras marcas hace unos añitos, por defectos en la fabricación? Los habrán arreglado, ¿no?

miércoles, 25 de julio de 2007

Gauchita la mejicana

El Francés es un amigo que está pasando unos meses acá aprovechando la devaluación. "Vos tenés que poneg más cagne acá" me dice cuando le muestro este blog. "Esas chicas que tú mencionas no muestran mucho. ¿Conoces a Adriana Sage?"
-No -le digo-. ¿Quién es?

-Es una actriz pogno mexicana que trabaja en los Estados Unidos. Morocha muy gauchita, como dicen ustedes...
-Mmm, no sé... ¿No será un poco mucho?

-Pego amigo, hoy la pognografía es algo conocido y aceptado... No como en tu época, que escondías las revistas abajo de la cama... Y esta chica no es una chirusa, está en la créme de la créme!
-Eso de la créme suena un poco fuerte...
-Pero sí che, ella es muy conocida, es modelo también, tiene su sitio de ella. Hasta figura en Wikipedia! Ahí te fijas los nombres de las películas, tú que te gusta infogmar sobre la trayectoria... No me acuegdo bien... ¿Estaba en Latin Garch 8 o era en la 9?

-No, está bien... Con las fotos me alcanza nomás.

-Y si quieres algo más subido, sólo pon el nombre en buscador Google. Recuegda sacag el filtro de las preferencias, che vos!

-OK. Parece que te gusta bastante, ¿no?
-Ah, es una actriz muy ambiciosa. Si cada niño viene con un pan bajo el brazo, ella no debe estar confogme con el suyo... Siempre está a la búsqueda de la baguette.

viernes, 20 de julio de 2007

La "amiga"

Vos no creés en la amistad entre el hombre y la mujer, pero hacés como que sí. Sabelo: a ella le pasa lo mismo. Hoy se van a ver, mezclados con otros amigos, claro, en una de esas mesas ruidosas del 20 de julio, entre caras maquilladas y celulares que se agitan. La convocatoria fue en un mail grupal, pero vos tenés un presentimiento.

Si es la segunda o tercera vez que responde a una invitación tuya, pero no estás seguro, prestá atención a signos simples y claros:

1) si una vez en el lugar, te pregunta por un amigo tuyo que no está: suele indicar "vine por tu amigo"

2) si pregunta qué opinás de su amiga: ojo, te está chequeando

3) si te dice que le preguntaron qué onda con vos: significa "¿qué estás esperando nene, te tengo que meter yo la idea en la cabeza que todavía no se te ocurrió?" y cuanto más se ría, más impaciente está.

No olvidar la máxima de oro: sólo se puede ser amigo de una mina después de encararla. Cuanto antes, mejor.

jueves, 19 de julio de 2007

Una lágrima por el padre de Boogie

Roberto Fontanarrosa (1944-2007)

Me parece que la van a juntar con pala

Parece que en la Universidad de Zurich han inventado un spray nasal que actúa contra la timidez y favorece la relación interpersonal. En serio. Acá la noticia.

Las felices narices reciben oxitocina, una sustancia que el cuerpo produce naturalmente en personas enamoradas y embarazadas, y que da un aire de calma que ayuda a enfrentar situaciones difíciles como hablar en público.

Los creativos publicitarios argentinos ya estarían pensando en un spot televisivo para la versión de un laboratorio local. Allí se vería al abogado Gabriel Novaro, arriba de una escalera y diciendo "Say hello to my little frrrriend!!!"

miércoles, 18 de julio de 2007

Nos sacaron la foto


Este tanguito moderno fue grabado por Adriana Varela -que la sabe lunga- en su disco Cuando el río suena (1999). Se llama "De la canilla", tiene música de Jaime Roos y letra de Raúl Castro:

En tu bulín de ermitaño aún te sigue faltando
La bombachita colgando de la canilla del baño
Llevás demasiados años sacándole el cuerpo al bulto
Con argumentos profundos dignos de un Dalai Lama
Y aún seguís con la cama tan fría como un difunto

Cuando sos interrogado sobre tu estado civil
No sabés lo que decir, si soltero o divorciado
Los viernes, días sagrados, salís a romper la noche
Diez litros de nafta al coche, y una vuelta por las canchas
A ver lo que se levanta para poner digno broche

Galán de perfil mediano que te hacés el centrojás
Cuando al mostrador llegás con tu paso de verano
Lo que vos soñás, hermano, es difícil de encontrar
Sé que es brava de bancar la soledad del domingo
Y que el fútbol y los pingos comienzan a no alcanzar

Es verdad que los amigos son lo mas grande del mundo
Y también que en lo profundo de tu alma estás conmigo
Escuchá lo que te digo, metételo en la cabeza
No se borra esa tristeza subiéndote a cualquier tren
Te hace falta una mujer en lugar de mil princesas

No pienses que es un consejo, ¡qué te voy a enseñar yo!
Si estoy mucho peor que vos, mis recuerdos son añejos
Buscá de frente al espejo, en el botiquín del baño
El frasco del desengaño ya no tiene mas pastillas
Jugate a hacer la sencilla, que éste puede ser tu año

Besala como sabés, regalate la poesía
De vivir en compañía de la mujer que querés
Convencete que podés, no te vayas a Sevilla
Que vas a perder la silla y la alegría más bonita
De encontrar la bombachita colgando de la canilla.



En este link se lo puede escuchar.

Tema de 'prime time'

El otro día Susana invitó a su living a tres señores y los entrevistó mientras el videograf titulaba: "Solteros empedernidos". Los representantes del sector fueron Reinaldo Merlo, Pancho Dotto y Gino Renni (suponemos que alguien se cayó a último momento).

Este resumen de la semana de TVR arranca con un momento de la nota, en el que Susana hace preguntas indiscretas y Merlo contesta... bueno, lo que diría cualquiera que se sienta identificado con este blog.

lunes, 16 de julio de 2007

Julia Roberts no existís

El que crea que las películas "de amor" son sólo para mujeres está muy equivocado. También las hay pa' nosotros, y por supuesto suelen ser mucho más divertidas. Una grossa es Chasing Amy (1997), de Kevin Smith, estrenada acá como La otra cara del amor. Cuesta encontrarla pero vale la pena la búsqueda; de tanto en tanto aparece en el cable.
La peli cuenta la historia de Holden (Ben Affleck), su misógino amigo Banky (Jason Lee) y Alyssa (Joey Lauren Adams), la chica que Holden conoce en una feria de comics y que por supuesto le complicará la vida. Alysson dice ser lesbiana y parece tener mucho más kilometraje que Holden, es decir nosotros. Holden se come (nos comemos) el coco pensando en todo lo que habrá hecho antes de conocerlo. A veces con tener garra no alcanza...

Difícil elegir una escena. ¿Cuando Holden lleva a Alyssa a ver el partido? ¿O el acertijo dibujado por Banky? Chasing Amy es como una sitcom que va todo el tiempo de la comedia al drama, y cuando te parece que se pudrió todo... ahí aparece otro chiste estúpido para salvar las papas. Gracias Kevin Smith por existir, te perdonamos todo.

viernes, 13 de julio de 2007

Consumidor a la deriva

¿Vieron que en el supermercado siempre da la impresión de que todo sigue aumentando? Esta nota de Página/12 explica cómo hacen las marcas que acordaron precios con el Gobierno para remarcar "legalmente". Hecha la ley...

Me metí en Google para ver si existía algún sitio que ofreciera comparaciones, no ya de precios, sino entre alimentos similares de distintas marcas, como se hace en otras partes del mundo (por ejemplo, en esta excelente revista española). El único que lo hace es el site de la entidad sin fines de lucro Adecua, pero hete aquí que se trata de un servicio pago (cuesta alrededor de 60 pesos al año). Es interesante que una organización de ayuda al consumidor le haga pagar por una información que supuestamente debería ayudarlo a ahorrar.

miércoles, 11 de julio de 2007

Ma qué licenciado

Me pasaron un librejo editado en 1972 que se llama Cómo parecer culto, de Raúl Urtizberea, con dibujos de Garaycochea. Es gracioso cómo muchas de las cosas que dice continúan siendo igual, aunque los nombres de moda hayan cambiado. Hay verdad detrás del humor, muy de la época por otra parte. Transcribo un capítulo llamado "Ved en torno a la noble cultura":

¿Qué es la cultura?

Quienes se formulan esta pregunta son unos incultos. Quienes la contestan, unos inseguros de su cultura.

No obstante, esté prevenido, tarde o temprano, tendrá que dar una respuesta. Considero que ésta es la fórmula más conveniente: "Cultura es aquello que nos queda cuando nos hemos olvidado de todo lo que leímos". Nadie está en condiciones de saber cuánto es lo que hemos tenido que olvidar con esa fórmula, y de paso, se complace a los convencidos de que el único medio de adquirir cultura es leer. A partir de esa definición interpretarán su incultura, como una consecuencia de su asepsia intelectual, como un verdadero esfuerzo por evitar toda tentación de plagio. Se supone que usted lucha contra las sombras de la reminiscencia que tratan de socavar sus pensamientos originales.

¿Cómo hace para ocultar la ausencia de pensamientos originales?

Lo más eficaz consiste en asumir el papel del escéptico y salir de las preguntas molestas con una respuesta emitida en forma de interrogante y subrayada con una mirada puesta en el infinito: "¿Quién puede saberlo?". Pruebe contestar cualquier pregunta de esta manera y verá que siempre encaja bien. Hasta el caso extremo de que alguien le pregunte: ¿Qué hora es? Si es posible, dígalo en inglés. Who knows?

Por otra parte, mantenerse en la definición que les ofrezco, les permitirá mirar con desprecio a quienes piensan exactamente lo contrario, es decir, a aquellos señores cuya cultura consiste precisamente en recordar a su interlocutor todo lo que han leído, ya que no les queda otro camino para demostrar que han leído. Cuando se encuentre frente a uno de estos señores cultos, a la primera frase que le apliquen, desconciértelo con esta observación: "Parece que esa frase lo apasiona, siempre se la escucho". Conseguirá turbarlo con el temor de la reiteración e inmediatamente el señor pasará a preocuparse tratando de recordar en qué momento pudo haber repetido esa frase que ha leído el día anterior. No se olvide que un hombre que necesita refugiarse en el caparazón de la cultura es un tímido o, al menos, alguien capaz de conformar una conciencia cultural culpable en la que el "repetirse" asume categoría de pecado.

martes, 10 de julio de 2007

Oh la la

No puse nada de la nieve, ni de las trabajadoras del sexo retenidas como rehenes, ni de la oficial cordobesa que mandó fotos hot a un novio buchonazo, así que tenía que volver con algo que nos borre todo eso de la cabeza. Acá está. Habla de deportes y otras cosas en un noticiero francés. En realidad nadie se acuerda bien de lo que dice, más bien se quedan obnubilados frente a la cara más anti-zapping de la historia de la TV francesa.



Se llama Melissa Theuriau y mientras da sus pareceres en ese idioma tan seductor, los maridos se quedan tirados en el sillón, inmóviles, tratando de alcanzar el vinardo sin quitar la vista del plasma, mientras la saliva se junta en el interior de sus bocas entreabiertas, segundos antes de recibir el cachetazo de la patrona.

Felices nosotros, que podemos mirar los tributos que le hicieron en YouTube sin culpas.

Como diría el Bambino: "¡Belleza!"

miércoles, 4 de julio de 2007

Mujeres en reunión

Ese laburo implicaba una serie de reuniones periódicas. Había una cantidad importante de cosas a discutir, pero lo llevábamos bien. Para zafar de la oficina, nos juntábamos en un café despoblado. Éramos seis personas, incluido nuestro jefe: tomábamos café y punteábamos rápidamente las cuestiones, haciendo chistes, pero decididos a terminar.

Después de unos meses sumamos al grupo a un par de chicas del equipo subalterno, "para que haya más comunicación" entre el grupo y el resto. No eran llamativas; había otras de las que sí hablábamos a veces, imaginándolas en ciertas posiciones. Pero esas charlas ya no volverían, porque antes éramos todos varones.

Eso no fue lo único que cambió. Enseguida la mesa se volvió más alambicada, se tardaba bastante más en resolver; también se hizo más ruidosa. Las sesiones se alargaron y pronto se convirtieron en almuerzos: el lugar lo eligieron ellas, uno de esos restoranes étnicos. Además de cara, la comida era muy picante, pero nadie se rebeló. Lo que antes se hacía en hora y media ahora tomaba media tarde; había largos prolegómenos antes de entrar en tema; se charlaban asuntos personales.

Lo gracioso era que ellas no intentaban distraernos. Hablaban poco, tomaban notas y miraban a cada hablante con atención. No, el problema éramos nosotros. Nos esforzábamos por ser graciosos y ocurrentes, y no tardamos en chicanearnos entre nosotros. (Yo trataba de no hacerlo, pero el clima te arrastra.) Curiosamente, los más empeñosos eran los dos casados de la mesa. Las chicas aprobaban con sonrisas discretas, y a la salida hablaban entre ellas. Llegué a odiar esas reuniones.

Ahora hace un tiempo que trabajo en otra cosa. Ayer la vi a una de ellas en un evento. Sin su compañera parecía más pequeña, encogida quizás por estar fuera de su ámbito. Charlaba con un chico de su edad; por la postura de él adiviné que no era su novio. Yo estaba un poco lejos y la fuerza de la costumbre me llevó a agitar la mano a modo de saludo. En ese momento, ella sonrió. Puede haber sido casualidad.

lunes, 2 de julio de 2007

Grageas de Satiricón

Antes que Humor, allá por los '70, Satiricón inauguró la costumbre de poner frases sueltas en todas las páginas de la revista: nada más que ellos las usaban como pie de página y en Humor como cabecera. En realidad, el primero que lo hizo parece haber sido Carlos Marcucci en la publicación Los Humoristas, de donde los Blotta sacaron la idea. Muchas de estas grageas de sabiduría fueron escritas por el tándem Guinzburg-Abrevaya. Transcribo algunas compiladas en el libro Ni yanquis ni marxistas... humoristas de Jorge Bernárdez y Diego Rottman (1997), donde se cuenta la historia de Satiricón:

-Dicen que la vida empieza a los cuarenta. ¿Empieza a qué?

-El que se acuesta con chicos corre el riesgo de cometer estupro

-A no desesperarse, ya vendrán tiempos peores

-Triángulo amoroso: Mafalda, Anteojito y Antifaz

-En este país el que no se deprime es porque es uruguayo

-Raúl de la Torre es el Enrique Carreras de la clase media con pretensiones

-Los brasileños son los yanquis del subdesarrollo

-Si usted cree que maneja bien, piense lo que cree Emerson Fittipaldi

-El apellido de soltero de Patoruzú es Goldstein

-¡Qué barbaridad! ¡Cómo me gusta la mujer del prójimo!

-En este país el que no corre se va arrastrando

-El opio es la televisión de los pueblos

-El ahorro es la base de la fortuna... de los bancos

-Todo verdor perecerá. Pobre

-Antes de dar el mal paso, las costureritas pinchan

-¿Alguna vez pensó que usted es un condenado a muerte que camina?

-No todos se casan por iglesia. Algunos se casan por idiotas

-Bienaventurados sean los pobres, porque de ellos será el tercer mundo

-El Estado es mi viejo (Luis XV)

-¡Qué lindo es ver a la gente cuando se cae en la calle!

-Los que dicen que Satiricón no vale nada se equivocan. Vale cinco pesos