domingo, 23 de septiembre de 2007

Mensaje

Murió Marcel Marceau, el mimo más importante de todos los tiempos. El mundo llora al genio de la expresión silenciosa, el responsable de que, en todas las peatonales del mundo, algún joven desocupado se pinte la cara de blanco y se burle arteramente de los paseantes, pretendiendo luego que éstos tomen a bien la cargada y encima colaboren con su supervivencia.

Teníamos miedo de que, a pesar de su longevidad, Marceau dejara este mundo sin transmitir la sabiduría que le dieron los años y el paso por tantos escenarios. Afortunadamente, había gente a su lado y tomaron nota de sus últimas palabras, que reproducimos para todos los espíritus inquietos:













Qué vacer, los grandes son así.

No hay comentarios: