miércoles, 31 de octubre de 2007

Vivir sin limpiar

El Soltero Empedernido alquila y se ha mudado muchas veces en su vida. Como un ritual, apenas llega a su nueva casa se dedica a dejarla sin mácula; lava pisos y despelleja paredes como si antes hubiera vivido un leproso. Eso sí, una vez que se instaló, lo atrapa la modorra y la mugre recomienza su lenta invasión.

Claro que ahora la mugre es propia, entonces se tolera. Mugre y S.E. conviven casi plácidamente. Los pelos, miguitas y restos de cera y mocos rigurosamente rascados de oídos y nariz mientras mira TV van al piso y se juntan con el polvo cotidiano, formando espirales de pelusa que el habitante, en su caminar, va pateando sin darse cuenta, enviando a amucharse contra las paredes, en los zócalos de los muebles y alrededor de los cables de los electrodomésticos.

Allí reposan durante días y días. El viento que entra por la ventana abierta "para ventilar" trae nuevas partículas de polvo y mece los pelusones, que van creciendo en tamaño como critters aunque, por suerte, no intentan morder a nadie.

Hasta que un día el Soltero se prepara para recibir a alguien en su casa, o el viento sopla más de lo habitual, o debe agacharse a recoger algo que se cayó y "bueno, hoy limpiamos". Entonces pone alguna música marchosa y arranca. Pasa el plumero por arriba de los muebles, después barre todas las pelusas. Sería el momento de pasar un trapo mojado... "no, el piso brilla, así tira un tiempo más". Vuelta al sillón.

Y las pelusas vuelven a crecer, como la costra de jabón en el lavatorio y la ducha, las gotitas transparentes de orín en el inodoro y la pared, el baño de aceite y grasa en la cocina y su pileta... Un manto de mil distintos tonos de gris, para atenuar tanto color en la gris soledad del Empedernido, dueño de la libertad de rascarse y limpiar cuando quiere.

Yapa: desktop sobre basura virtual.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me hiciste acordar a la bañera de lambare.
Asi no levantamos nada, soltero.

Soltero Empedernido dijo...

qué épocas...

igual esta foto no es de mi casa, la levanté de la web. he mejorado!

Anónimo dijo...

Buen comienzo