viernes, 21 de diciembre de 2007

La Navidad más pedorra

Me pienso ir unos días de joda para festejar la (coreado con tono bobo) "Navida-Navida-es la Navidáaaadddd" así que me nevado recomendando algo que creí que nunca iba a existir: una película de "Navida-Navida..." buena.
Se llama "Bad Santa", la dirigió Terry Zwigoff en 2003 y en los videoclubes argentos es fácil de encontrar con el nombre Un Santa no tan santo. Si no la conocen, aviso: no se aconseja verla con familiares, ni mucho menos niños. El Papá Noel de shopping que interpreta Billy Bob Thornton es de lo más loser, decadente y vergonzoso que se ha visto en Hollywood en los últimos años. Baste decir que atiende a los chicos en pedo.
Pero claro, aparece un gordito absolutamente inocente -o gilún, según la perspectiva- que es fanático de la "Navida-Navida..." y decide que Billy Bob es su ídolo. Y ahí, uno imagina, comienza el proceso que hará de este veterano cínico y ladrón un padre como Dios manda. Pero pasan los minutos, y Billy Bob aprovecha la docilidad del gordito para explotarlo de maneras que dan vergüenza ajena, y el momento de epifanía paterna no llega... y pasan más escenas... y no llega, y no llega! Mientras tanto, Papá Noel se hunde en situaciones entre desopilantes y execrables, conocemos a la runfla que lo rodea, y decimos una y otra vez "¡no podés ser tan hijo de puta!" Este tipo pelea con Torrente el campeonato mundial de lo impresentable.
No cuento más, sólo digo: si odian la Navidad como yo, no dejen de ver esta película. Felices Fiestas.

No hay comentarios: