miércoles, 26 de agosto de 2009

Con un caño todo se arregla

Es raro lo que me pasa con Berlusconi. Todos los italianos aseguran que es chorro, inculto, inepto, etc. Pero cuando veo las acusaciones de los gatos presidenciales ante los Jorge Rial de la botita, no puedo menos que sentir solidaridad por el cavaliere. Me río de sus chistes, como cuando dijo que ahora EE UU tiene un presidente "muy bronceado". O lo que hizo en este video:


A esto nos responde el sr. Nanni Moretti de Lugano: "claro, ustedes se ríen porque allá no es delito lo que tenemos que hacer acá para bancarnos a nuestro presidente":

No hay comentarios: