miércoles, 18 de noviembre de 2009

Autocensura


Es un clásico del periodismo argentino. Cuando una noticia puede resultar negativa para la imagen de una gran empresa, anunciante real o potencial, el nombre es silenciado o, por lo menos, escondido lo más posible.
La empresa Peugeot Citroen Argentina acaba de ser condenada en segunda instancia por despedir empleados en función de su edad, un hecho que se remonta a los días finales de la convertibilidad y que fuera denunciado por los trabajadores, que tuvieron el respaldo del INADI. Clarín titula en su página web: "Fallo contra una automotriz por despidos basados en la edad de los empleados" y describe el fallo en una bajada, sin dar el nombre de la empresa. Para encontrarlo hay que seguir el link que lleva al desarrollo en su sección iEco. Allí el título es "Un fallo castiga el despido de personas por tener más de 55 años" y el copete sigue sin aclarar el nombre. Para encontrarlo hay que llegar al final del tercer párrafo del cuerpo de la nota.
Lo lógico, cuando leemos estos títulos, sería suponer que se trata de una empresa poco conocida y que su sola mención haría difícil ubicarla, por lo que el "cuerpo" es el mejor lugar para presentarla con las aclaraciones necesarias. Pero no es así. Se trata de una de las principales automotrices de Argentina y de dos marcas de prestigio global.
Es evidente que a Clarín no le gusta tener que dar este tipo de información. Eso sí, por lo menos la menciona, quizá porque la levanta de un cable de su agencia, DyN. Ni La Nación, ni Página, ni Crítica, ni Perfil, ni Ambito ni El Cronista destacan la noticia en sus webs. Perfil, no obstante, reserva un título de su página principal para una noticia del sector: el lanzamiento de un nuevo modelo de Honda.
La única mención que aparece en Google Noticias mientras escribo esto, cuatro horas después de que Clarín colgara la información, es de un diario que ya no se imprime: Infobae. Allí se repite la omisión de Peugeot Citroen Argentina hasta el cuarto párrafo de la nota.
Todos los diarios mencionados dan amplio espacio al caso de la joven que necesita un transplante urgente de hígado; algunos incluso publican su foto. No se trata de que los medios no sean altruistas, honestos, democráticos, objetivos. Lo son, o tratan de serlo, siempre que sus intereses no estén en el camino. Es bueno recordarlo.