jueves, 11 de febrero de 2010

Una para el lado de la justicia


Muchos hombres conocen poco y nada a sus esposas

Ignoran datos como el color de ojos, el día del cumpleaños y su cargo en el trabajo.

La Stampa

"Estamos casados desde hace cuarenta años y mi marido todas las mañanas me pregunta si quiero café. Qué amable, pensará usted. Pero es una pena que yo no pueda tomarlo porque me da dolor de estómago". Por más que las parejas se sienten todos los días delante de la misma mesa para desayunar, almorzar y cenar, los hombres parecen no saber nada de sus compañeras.

Tal como indica el "Daily Mail", según un estudio realizado, millones de ingleses no conocen a su pareja y no saben decir ni qué color de ojos tienen ellas. Esta completa falta de atención de parte de ellos es, de hecho, uno de los motivos que conducen con el tiempo a la inevitable ruptura de la pareja.

Un sondeo a dos mil hombres realizado en el interior de algunos comercios de Londres, como por ejemplo perfumerías, reveló, de hecho, que el 12% no sabe el color de ojos de su amada, que el 10% ignora el día de su cumpleaños y que cerca del 18% no tiene ni idea cuál es el color natural de su cabello. Además, uno de cada tres no está en condiciones de decir cuál es su perfume favorito. Muchos tienen también graves problemas con el talle y, algo más grave aún, no saben exactamente cuál es su cargo en el trabajo o el nombre de su mejor amiga.

Esta "ignorancia" causa a los hombres no pocos problemas, sobre todo cuando se trata de hacer regalos. Los investigadores vieron que al menos el 27 por ciento de los novios había comprado vestidos de un talle equivocado.

De todos modos, la mayoría de ellos admitió que las mujeres prestan más atención a los detalles. Según la especialista en Relaciones, Francine Kaye, eso que para una mujer es importante, puede ser poco relevante para un hombre.

Kaye agregó al respecto: "Si queremos que se acuerden de determinados detalles, es preciso recordárselos. Con los hombres no es necesario usar subtítulos. Hay que decir siempre las cosas de modo claro. Si queremos, por ejemplo, algo para el Día de San Valentín, debemos decirlo".