sábado, 27 de marzo de 2010

Mis discos de la década 00


Una lista absolutamente arbitraria y olvidadiza, pero enteramente mía. No hay discos "clave" ni fenómenos de MySpace, ningún Strokes ni Arcade Fire ni Mars Volta ni Sigur Rós. Puse solamente discos que estuvieron durante mucho tiempo en mi playlist (los más viejos, cerca de mi compactera). ¿Conservador? ¡No soy un pibe! Y no sé otros discos, pero éstos son maravillas.



THE WHITE STRIPES - The White Stripes (1999)
THE WHITE STRIPES - De stijl (2000)
El primer disco de los 2000 apareció un año antes, y forma con el segundo una unidad de riffs imbatibles. Todo lo que hicieron después (ellos y sus imitadores) es una evolución de estos dos discos, acá está la base de todo. Años después, seguían tocándolos casi completos en sus shows. Larga vida a los que hicieron renacer la esperanza en el rock and roll.

WILCO - Wilco (The Album) (2009)
Con Wilco es al revés que con los White Stripes: todos mencionan discos anteriores como Summer teeth o Yankee hotel foxtrot, pero creo que esta banda mejora con el tiempo y de hecho mejoró mucho al cambiar de guitarrista. Sky blue sky (2007) también la rompía, pero acá encima se toman el trabajo de reinventarse como banda "cancionera".

SUFJAN STEVENS - Illinoise (2005)
O el Close to the edge de la generación alt-indie-queer-fiaca. En general el indie folk me deja indiferente, pero con este muchacho hay que sacarse el sombrero: cantidad de ideas, arreglos, complejidad bien entendida y grandes melodías. Un capo.

REGINA SPEKTOR - Begin to hope (2006)
Gracias a León por recomendármela, yo la tenía entre ojos porque era amiga de los Strokes. Gran disco de piano-canción, con una intensidad nunca alcanzada por una Cat Power (porque intencionalmente no la busca, claro). Atrevimiento y riesgo eficaces, sin excusas intelectuales. McCartney debe estar orgulloso.

ST GERMAIN - Tourist (2000)
¡Cuánto hace que no lo ponemos! Este debe ser quizá el último disco de la década de los '90. Y sin embargo bien que lo gastamos en su momento. Ludovic Navarre se merece un cachetón por hacerse el fiaca durante los últimos diez años, pudiendo hacer algo como esto!

SAINT ETIENNE - Sound of water (2000)
Otro disco que gasté cuando salió, y me hizo suponer que el mundo del easy listening/post-rock/pop universitario encerraba grandes cosas. Pasaron los años, y nada de lo que vino después me hizo olvidar este álbum: frialdad calculada y anhedónica.

FATBOY SLIM - Palookaville (2004)
Al principio este disco no me gustó, parecía un patinazo del rey del big beat queriendo hacerse mainstream. Pero con sucesivas escuchadas fue creciendo (¡canciones!) hasta convertirse en el Fatboy más escuchado de todos.

GOTAN PROJECT - La revancha del tango (2001)
Otro que nadie reconoce haber escuchado, el uso en noticieros y publicidad lo volvieron grasa e integrado. Pero sigue siendo lo mejor del tango electrónico que fundó, junto con su postergada continuación, Lunático (2006).

AMY WINEHOUSE - Back to black (2006)
Junto con Frank (2003), este disco hizo por el soul lo que los de White Stripes por el rock and roll. El mejor disco con etiqueta "parental advisory" de la década. Amy, su look sixties cachivache, su aleación soul-jazz-hip hop, sus letras tan sinceras que dan un poco de miedo, su voz carismática y su sofisticado estilo para cantar que la vuelve un Al Green de la era de los realities.

LOS GUACHOS - Filtros (2008)
Este es el único disco que escuché de ellos así que puede que otros sean mejores. Este es buenísimo. Jazz argentino grabado en Nueva York con músicos de diversas procedencias bajo la batuta de Guillermo Klein, autor además de canciones -que entona displicentemente, sin esforzarse- y arreglos de big band. Difícil de encontrar en la web, pero vale la pena buscar por ahí o, mirá lo que te digo, incluso comprarlo.

PALO - Ritual criollo (2008)
Después de amagar durante años, Palo hace su mejor disco desde la época de Los Visitantes y nos recuerda por qué es uno de los grandes, aunque muchos no lo conozcan o lo tengan por un freak. El mejor aprovechamiento de ritmos autóctonos que recuerde en un disco de rock. El disco acústico más rockero que recuerde. ¡Volvió Pandolfo, carajo!

MARIA RITA - Samba meu (2007)
La hija de Elis Regina la rompe por sí sola, y el que tenga dudas debe verla en algún dvd, en vivo es del carajo. Acá se aleja de su estilo medio jazzero para anotarse en la reciente revisión del samba por parte de artistas contemporáneos brasileros, con gran ruido mediático en su país. ¡Y funciona! Más aún, es un discazo de principio a fin. Maria Rita es una de las grandes revelaciones de los últimos años.

CARLA BRUNI - Comme si de rien n'était (2008)
Otra que mejora con el tiempo. Su primer disco había sido un hit, pero este tercero es todavía mejor. Su exposición por el affaire Sarkozy está más que justificada: el disco es una delicia, el tipo de cosa que esperaba cuando escuché aquél de Saint Etienne. Difícil de mejorar, adictivo de escuchar. Encima está rebuena la hija de puta.

Menciones de honor: DONALD FAGEN - Morph the cat (2006), ERYKAH BADU - Mama's Gun (2001), KATE BUSH - Aerial (2005), AMY WINEHOUSE - Frank (2003), NEIL YOUNG - Chrome dreams II (2007), JOAN AS POLICE WOMAN - To survive (2008), BRAZILIAN GIRLS - Brazilian Girls (2005), ERICA GARCIA - Amorama (2001), BOB DYLAN - Love and theft (2001), GUSTAVO CERATI - Siempre es hoy (2002), los dos de THE LIBERTINES (2002-2004), STEELY DAN - Everything must go (2003)

martes, 23 de marzo de 2010

¿Se acuerda de Gustavo Béliz?


No, no pasó nada con él. Me vino a la cabeza nomás. Cuánto político nuevo que ha pasado bajo el puente

sábado, 6 de marzo de 2010

Se mueve el piso (paranoia)



Vivo en un décimo piso y toda esta semana tuve -sobre todo de noche- la sensación de que el edificio se movía. Lo cual bien podría ser cierto, los edificios altos tienen una mínima oscilación que ayuda a su equilibrio... pero la sensación tendía a aparecer después de leer algo sobre el terremoto de Chile.



Concretamente, mi escritorio está frente a una ventana y a veces me pregunto si mi silla, el piso, no están ligerísimamente inclinados hacia adelante. He llegado a poner una lapicera en el piso para ver si se movía (¿y si compro una bolita?) Por supuesto, naranja. Pero al rato, o al otro día, leo que hubo otra réplica y cuando el horario parece coincidir me digo "¡era así nomás!" con algo de tonta satisfacción.

¿Qué será peor, que mi departamento se venga abajo o que se me esté derritiendo el celebro?



Las fotos son de un edificio de Concepción que quedó partido al medio, hoy dejaron de buscar sobrevivientes.

(Como el mío es en L me digo: no se puede caer, seguro que zafo)