viernes, 18 de junio de 2010

Para un Mundial sin cable



Los que no tenemos quéibl empezamos el Mundial buscando los habituales rincones virtuales que reproducen señales en la web, como Justin.tv. Este año la cosa está más complicada y las señales se esfuman tan rápido como aparecen, pero el blog de un conocido encuestador político ha agregado a su interfaz lo que por ahora parece la mejor solución. Sólo hay que quitar los ads, dar pantalla completa y vualá. Si la señal se desploma, eligen otra del menú superior y siga, siga. Lo único: los relatores yanquis son un plomazo y la señal tiene unos segundos de delay que hacen imposible seguir el relato de Víctor Hugo.

viernes, 4 de junio de 2010

Cat Power en el Coliseo porteño

Y fui el otro día a ver a la chica con flequillo, la tímida que se hizo fama de dejar los recitales por la mitad pero ahora dicen que está un poco más profesional. Igual la gente la escuchó con un silencio reverencial, no fuera cosa que se asustara y terminara huyendo detrás del telón. Graciosa y consciente de su personaje medio nerd en el escenario, se la pasó haciendo un paso "me estoy pishando" que llevó a una fan a gritarle en un momento entre tema y tema: "¡me encanta cómo movés las patitassss!"

Acá uno de los temas, muy bien captado por cierto:


Otro momento divertido, ya promediando el recital que duró hora y media, fue cuando se animó a bajar del escenario y caminar por la platea. Claro, cuando empezó a avanzar su micrófono quedó delante de los parlantes y ese eco exagerado y melanco que usa para la voz empezó a realimentarse, generando un efecto medio espacial que la hacía sonreírse. En un momento se hizo tan obvio el "acople" que al escucharlo se dio vuelta y largó un "wow!" en ese tono aletargado tan suyo.
Muy buen show, con un público abundante en pantalones chupines y miradas huidizas. Lo pueden escuchar completo acá.

Addenda: genial, alguien estaba al lado filmando en el momento del "wow" y lo subió a YouTube. De paso la ven de cerca. En persona es algo más rellenita, pero a nadie le va a importar.